a que parecemos una familia!!

Llegamos a Melbourne despues de tanto accidentado cambio de vuelos como consecuencia de las inundaciones en el centro este de Australia medio dia antes de lo esperado.

Apenas aterrizados nos fuimos directo al hostal que habiamos reservado (Urban Central, 27AUD dormitorio para 4 personas, en la zona de Southbank, la verdad que el hostal esta impecable y es inmenso) dejamos las cosas y nos fuimos a recorrer todo nuestro “vecindario” y a cruzar cuanto puentecito habia a lo largo del rio Yarra.

La verdad es que Melbourne es una ciudad muy pintoresca, con sus centros comerciales y algun que otro rascacielos, pero ademas con un aire muy particular dado tanto por los australianos que son geniales como por el toque especial que le dio el movimiento migratorio que llego al lugar. Segun nos contaban, Melbourne es la segunda ciudad del mundo con mas griegos del planeta, solo Atenas la supera!!, y que decir de la gran cantidad de italianos que hay!!, impresionante….

yahooooooo!!!!!!!!!!!!!!!

Hicimos un tour de un dia (99AUD) muy bueno: en primer lugar visitamos una fabrica de vinos que si bien no eran gran cosa sirvio para catar algunos de ellos y disfrutar de un paisaje impresionante ya que se encontraba en la cima de un monte.

La segunda parada fue en una “reserva de vida salvaje”, en fin, un lugar donde dejan crecer con mucha libertad a especies autoctonas dandoles todo el cuidado posible. Ahi pudimos ver Koalas y canguros entre otros animales, y de ahi nos fuimos a una playa impresionante “Woolamai Beach” que no se cuantos kilometros de largo tenia, donde se encontraba mucha gente haciendo surf, y que me devolvio a la memoria la fria temperatura del agua que baña a algunas playas (como las argentinas).

El destino final del tour era la Isla Phillip (Phillip Island) en la cual se encuentra una gran colonia de pequeños pinguinos. Ahi nos quedamos hasta la noche esperando para ver lo que ellos llaman “desfile de pinguinos” que es verlos venir en grupos del mar, marchando tierra adentro tras cruzar la playa en busca de sus respectivas cuevas, la verdad que muy divertido y emocionante…

Puente, nocturna

El tercer dia nos fuimos a recorrer la zona de St Kilda que es una zona muy fashion y con unas playas bastante lindas que no pudimos disfrutar porque la temperatura estaba batante baja.

Aca hago un parrafo aparte para hacer un comentario: en Airlie Beach conocimos a un grupo de chicos de Melbourne que estaban de vacaciones y nos dijeron que ir solo 2 dias a Melbourne (nuestra idea inicial) era muy poco, que nos quedaramos un dia mas que nos conseguian lugar para dormir y nos llevarian a recorrer las afueras de Melbourne. Luego de compartir con ellos las 5 noches en Airlie Beach decidimos con Gemma hacerles caso y quedarnos una noche mas.

La cosa es que por la noche del tecer dia nos reencontramos con uno de estos chicos (James) recien aterrizado de regreso de sus vacaciones y nos llevo en coche hasta Anglasea, a la casa de unos amigos suyos que se encontraba mas cercana a los lugares que visitariamos al dia siguiente. Vale repetir que los australianos son geniales, realmente nos trataron como si fueramos amigos de toda la vida, no hubo manera de terminarles de agradecer tanto cariño brindado….

Koala

A las 7 de la mañana del cuarto dia empezamos el recorrido que James habia planeado.

Nos pusimos a recorrer la “Great Ocean Road” con direccion a “Los 12 Apostoles”. La primer parada fue en Lorne para disfrutar de un buen desayuno y asi ya comenzar todo el recorrido repleto de curvas que ofrece una vista sensacional tanto de las playas como del mar.

Una parada en la que pudimos disfrutar de un paisaje estupendo de los acantilados fue en Cape Patton View.

En fin, que te podes cruzar con cualquier cosa!!

En busca de canguros nos metimos un gran trayecto con direccion a Cape Otway. Grande fue la sorpresa cuando nos encontramos con un Koala durmiendo en la rama de un arbol (cuando no, nos contaron que los Koalas duermen 20 horas al dia), ah, canguros ni uno!! jaja.

Finalmente llegamos a los 12 apostoles.

Los 12 apostoles consistian en 12 enormes piedras levantadas en medio del mar, lamentablemente el castigo que les da el oleaje ha dejado solo 8 de las inmensas rocas. El paisaje es espectacular!.

12 apostoles

La ultima parada del camino de ida fue en Loch Ard Gorge donde pudimos disfrutar mas de los acantilados pero desde otro angulo.

Ya de camino de regreso (estabamos como a 3 horas y media de Melbourne y nuestro tren con destino Sydney partia a las 8 de la noche) paramos a comer en una playa de Port Campbell pescado frito con papas fritas.

La ultima parada fue en Torquay para comprar algunas cosas e ir un ratito a la playa.

Camioneta con onda

Finalmente el mal tiempo de Airlie Beach dio sus buenos frutos y gracias a eso y a la amistad que entablamos con estos chicos nos quedamos un dia y medio mas de lo esperado y aun asi nos quedamos con ganas de un poquito mas, como en casi todos los sitios!!

Aca les dejo el link para que vean mas fotos, hasta pronto! Melbourne