Atardecer en El Calafate

Volamos de Buenos Aires a El Calafate (escala intermedia en Trelew) y apenas aterrizados nos fuimos directo al hostal que teniamos reservado: America del Sur, donde por 30 pesos podes tener tu cama en un dormitorio para 4 y donde el personal que trabaja ahi esta sonriente todo el tiempo y con muchas ganas de ayudar, en fin, un hostal muy bueno que como si eso fuera poco tiene una vista impresionante del Lago Argentino que regala atardeceres de lujo!.

Apenas hecho el check in nos fuimos a recorrer el pueblito. Recorrimos la calle principal (Av. Libertador) y pasado el mediodia me dispuse a disfrutar de un riquisimo chivito patagonico en uno de los tantos restaurantes que hay.

El Glaciar segun mis gafas de sol

El pueblito es chiquito y muy lindo. El lago argentino y los arboles que lo rodean ofrecen un paisaje precioso. El unico punto bajo en este lugar son los precios, olvidense de comprar algo que diga Calafate o Patagonia porque es todo muy caro, internet cuesta de 6 pesos para arriba y las excursiones tambien cotizan alto…. Igual a la hora de comer hay supermercados y dentro de todo no son tan caros…

Al dia siguiente y ya con las pilas puestas hicimos la excursion al Glaciar Perito Moreno (entre $60 y $80 ida y vuelta o existe la opcion de $250 con la caminata sobre el glaciar, a eso agregar $10 para la entrada al parque si se es argentino o sino $30).

Glaciar Perito Moreno

Ya mientras ibamos llegando y lo empezamos a ver a la distancia nos impresionamos y quedamos boquiabiertos por su colosal tamaño. Ni hablar cuando llegamos frente a el.

El recorrido por las pasarelas que se encuentran frente a el estan buenisimas, ademas tuvimos la suerte de ver varios desprendimientos o sea, mejor todavia. Estuvimos mirando y mirando ese pedazo de rio de hielo sin llegar a cansarnos y tan solo nos detuvimos cuando se hizo la hora de pasar al siguiente paso: la caminata sobre el glaciar.

Caminata sobre el Glaciar Perito Moreno

Apenas cruzamos en el barco que nos llevo al margen del glaciar nos pusieron crampones (una base con puntas de metal) en las zapatillas para comenzar el recorrido. La caminata en si no es nada de riesgo ni mucho menos, es muy tranqui pero te permite disfrutar, por unos 45 minutos, ver el glaciar de una manera diferente y ademas poder contemplar grietas y pequeños arroyitos que se hacen en su parte superior, y ademas de todo eso te informan bastante y te dan una pequeña clase acerca de todo sobre los glaciares.

La frutilla (fresa) del postre estuvo al final, un whisky on the rocks, y el on the rocks desde todos los puntos de vista, con hielo y sobre el hielo!!.

Salud gente!

El ultimo dia en El Calafate lo teniamos a medias ya que a las 18:30 salia el micro que nos llevaria a El Chalten, asi que decidimos hacer el tour por los “rios de hielo”.

Partimos de Puerto Bandera en el lago argentino, y luego de atravezar el brazo norte y el brazo Spegazzini vimos en primer lugar al Glaciar Seco, y luego el Glaciar Spegazzini, todo esto luego de disfrutar de unos paisajes impresionantes y de tener a tan solo escasos metros tempanos (icebergs) gigantes!.

Relampago en el Iceberg

De ahi fuimos rumbo al Glaciar Upsala (el mas grande de todos) donde tambien nos encontramos con muchos tempanos.

La ultima parada fue en la Bahia Onelli a la que llegamos luego de atravezar un bosquecito, muy linda bahia desde la que se pueden apreciar dos glaciares y unas hermosas montañas.

Por la carretera, ruta 40

Ya de regreso nos subimos al bus de la empresa Chalten Travel ($395 el pasaje de El Calafate a Bariloche, pudiendo parar en El Chalten, todo por la ruta 40) que nos llevo a El Chalten tras 4 horas de viaje. Por cierto y vale la aclaracion por si alguien se pega una vuelta por aca: la unica empresa de transporte que viaja por la ruta 40 desde El Chalten (pudiendo partir desde El Calafate como lo hicimos nosotros) hasta Bariloche es esta que les dije, ninguna otra lo hace debido a que el estado de la ruta, al estar en su gran mayoria sin asfaltar, es malo. Pero de verdad vale la pena el paisaje y los animales que se cruzan en el camino: guanacos, zorros, zorrinos, liebres, choiques (pequeños avestruces), etc, todo es increible!. De otro modo o se va en avion o se va desde Rio Gallegos, que sale un poco mas barato…

Valle en Blanco y Negro

En un comienzo no teniamos en los planes venir al Chalten y hubiese sido un gran error. Bautizada como la Capital Nacional de Trekking, ya les da una idea de lo que se puede hacer por aca: caminar, caminar y caminar.

Hay muchisimos circuitos, mas largos y menos, con mas o menos pendiente, y con diversos paisajes. Nosotros como estabamos tan solo un dia escogimos el que iba direccion a la laguna de los 3 (para acercarnos al Fitz Roy), aunque nos quedamos en el camping Poincenot, 2km antes de llegar, una lastima!. Aun asi todo el trayecto (fueron 9,5km de ida y obviamente otros 9,5 de regreso) es increible, los valles que se cruzan, los lagos y arroyos, la vegetacion que decora el paisaje y claro, el gigante monte Fitz Roy que le pone a uno la piel de gallina!. Realmente no pudimos dejar de sorprendernos a lo largo de toda la caminata…

Fitz Roy

A la hora de encontrar sitio para dormir no me parece que vaya a haber demasiado problema, se consiguen camas desde $20 ademas de los campings.

Las caminatas son gratis, o sea, no hay que pagar entrada como en otros lugares para entrar al parque. Internet es imposible, $12 la hora!!, los supermercados no son tan baratos pero tampoco son caros asi que ahi se soluciona todo si se tiene un presupuesto no muy holgado…

Rumbo al Fitz Roy

Al dia siguiente nos esperaba el bus que nos llevaria destino final Bariloche, pero eso sera para la proxima!