IMG_0500b

El viaje a Budapest empezó complicado, el vuelo desde Valencia salió con retraso por lo que tuvimos que correr como locos para llegar a la conexión en Munich, y llegamos por los pelos ya que fue sentarnos y despegar a los 10 minutos.

El traslado del aeropuerto de Budapest al piso lo reservamos por internet, AIRSHUTTLE, de todos modos en el aeropuerto tienen un par de taquillas imposibles de no encontrar, una pegada a donde se recoge el equipaje. El coste fue de  5391 HUF y te aseguras que no te timarán (cosa que según nos comentaron sucede a menudo con los taxistas de allí)

IMG_0568b

El piso al que fuimos se llama BP CENTRAL HOME y es 100% recomendable (muy limpio, bien equipado, y muy bien localizado, a 2 calles de plaza Oktogon). Éramos dos adultos y nuestra hija de 3 años que durmió en el sofá cama que estaba muy bien.

Llegamos a medianoche de modo que nos acomodamos y nos fuimos a descansar para comenzar a disfrutar de la ciudad al día siguiente.

Era pleno mes de julio y hacía mucho calor, llegamos incluso a 40 grados, y lo normal durante toda nuestra estadía allí fue entre 30 y 36 grados cada día.

IMG_0345 copy

El primer día nos fuimos directos a la zona de Buda (para los que no lo sepan Budapest se compone de lo que fueron dos ciudades separadas por el Danubio, Buda y Pest) para visitar la zona del castillo. Decidimos ir en autobús hasta Clark Adams y de allí subir en el siklo, por el solo hecho de ir en ese funicular, pero también se puede ir también directamente hasta arriba en autobús o tranvía (el 4 y 6 van hasta allí)

Toda la zona del castillo es muy bonita y las vistas, fuentes y edificios que se encuentran al recorrerlo son geniales, aunque claro está que la Iglesia de San Mathias junto al Bastion de los pescadores es la parte mas bonita de todas

IMG_0482b

Luego de estar toda la mañana por esa zona caminando por cuanta calle encontramos, con tanto sol pegando en la cabeza sumado al cansancio por la paliza del viaje decidimos volver a la zona del piso para comer, ducharnos y descansar un rato.

En el tema de los restaurantes y bares  quiero decir que la oferta  es tan grande y variada  que resulta imposible recomendar tal o cual sitio, son todos tan lindos y resultan tan atractivos que te quedas con ganas de entrar en muchos de ellos. De los que hemos visitado nosotros menciono, por si acaso alguien pasa por ahí y le apetece entrar, el CHESS RESTAURANTE (ubicado a la vuelta del piso, en  Dob u. 63), al cual fuimos luego de la visita al castillo y en el que nos dieron la bienvenida con una copa de cava bien fría y cocktail de frutas para la niña de cortesía porque, según nos dijeron, con tanto calor era su obligación hacerlo, fueron verdaderamente muy simpáticos.

IMG_0431b

Luego de descansar un rato salimos para recorrer un poco los alrededores del piso. Nos tomamos un par de cervezas en el Cafe New York, un poco caro pero el sitio es impresionante, para mi es una parada que bien vale la pena.

Seguimos paseando por lo el barrio erzsebetvaros donde se destaca el edificio de la sinagoga (Nagy  Zsinagóga), cenamos por ahí y nos encontramos con un parque para niños donde Nora jugó como loca, premio más que merecido luego de la paliza que nos habíamos pegado.

El segundo día fuimos a Isla Margarita (Margit-sziget), un parque muy lindo y super cuidado con unos jardines preciosos. A pesar del nombre no crean que hay que llegar en lancha o barco, el autobus los deja en el puente margarita y ahi mismo se baja a la isla.

20150720_120730

Allí fuimos a los Baños Palatinos (Palatinus Strandfürdő), un parque acuático muy grande, perfecto para adultos y niños, con toboganes y zonas de spa, piscina con olas y fuentes. Si se visita Budapest con niños ésta es una parada obligada en la que todos se lo pasarán genial.

Cenamos por Királu U. una zona repleta de bares y restaurantes y paseamos por la zona del Danubio disfrutando las maravillosas vistas nocturnas.

El tercer día visitamos el parlamento (2000 HUF x adulto, menores de 6 años gratis), la visita es muy entretenida y se aprende un poco la historia del país.

IMG_0530b

Paseamos por la zona (Lipótváros) y nos fuimos a la estación de tren a comprar el pasaje a Viena.

Luego nos fuimos para la zona de la colina Gellért (Gellért-Hegy) desde donde se pueden apreciar unas vistas panorámicas espectaculares de la ciudad y sus puentes.

Bajamos caminando por la colina y nos fuimos a ver toda la zona donde se encuentra el mercado central. Allí bebimos una de las tantas limonadas que disfrutamos en Budapest, que por cierto, están buenísimas!.

IMG_0567b

El cuarto y último día lo dejamos para visitar Városliget (el parque de la ciudad) donde visitamos la Plaza de los Héroes, paseamos por los alrededores del Castillo Vajdahunyad y luego disfrutamos del Balneario Széchenyi. Merendamos los recomendadísimos crepes de Gundel, y luego de quedarnos un rato por el parque a orillas del lago nos fuimos para preparar todo ya que a la mañana siguiente partíamos rumbo a Viena.

Budapest es una ciudad que nos sorprendió muchísimo, realmente 4 días se nos quedaron cortos, se cierto que ir con niños hace el viaje más lento, pero de todos modos hay tanto por ver y hacer que creo que se puede estar 5 o 6 días sin riesgo de aburrirse.

IMG_0689b

Anuncios